jueves, 15 de septiembre de 2011




Hace poco un compañero y amigo de profesión escribía un artículo en su blog titulado “Comienza un nuevo curso cargado de incertidumbre” y señalaba algunas de las medidas que se nos vienen encima (recortes de salario, contratación de menos maestros, aumento de horas lectivas) por parte de los políticos de turno. Bueno pues desde aquí yo quiero decir: ¡BASTA YA! Y animo a todo el profesorado a que grite a los cuatro vientos: ¡BASTA YA!, hay cosas que no se pueden permitir, estamos hasta las narices.

En mi centro escolar, la cosa está pasando de gris a negro oscuro, se ha tenido que abrir una nueva línea de 3 años en este nuevo curso (no disponiendo de espacio físico y teniendo que ubicarla en un espacio pequeño y a la vez peligroso para los alumn@s, bajo mi punto de vista, puesto que tienen que estar constantemente subiendo y bajando escaleras), durante toda esta semana se van incorporando alumn@s a las clases mandados por la administración por diferentes motivos (si contará los motivos me pondría de mala leche y la verdad que no tengo ganas), este goteo constante que se produce durante estas primeras semanas es ¡SANGRANTE!, nos vamos a ver en el centro con una ratio por aula de 30 o 31 alumno@s por clase. Y eso no es todo, de esos 30 o 31 alumn@s por aula entre el 5% suele tener problemas de aprendizaje, lo cual agrava aún más la situación, y yo me pregunto: ¿Los políticos y la administración educativa pensarán que somos maestros o somos magos? ¿Creerán que existen los milagros? Y ahora me gustaría exponer una serie de cuestiones a todos aquellos que trabajan en la Administración Educativa, y que creo que son los que tienen las llaves para solucionar dicho problema:

jueves, 8 de septiembre de 2011

FELIZ INFANCIA.



Hola amigos¡¡¡¡ Os dejo un pequeño relato que he escrito en la página de Me gusta leer y que me han publicado en facebook dentro de la opción de RELATO DEL DÍA. Espero que os guste. Un abrazo a todos.


Siempre aparece mi padre sobre las 7:45 horas y enciende la luz, a mí me da un coraje tremendo que haga eso, pero a él parece que le hace ilusión despertar a sus hijos así para llevarlos al colegio, en un principio protesto un poco porque reconozco que me gusta mucho dormir pero rápidamente me incorporo con una sonrisa en la cara esperando las nuevas sorpresas que me traerá el día.
Rápidamente empiezo a vestirme, mi madre el día antes me había dejado la ropa preparada en la silla, yo siempre pensaba que tenía un poquito de mal gusto combinando mis prendas, así que de vez en cuando cogía yo alguna camiseta y la cambiaba por la que ella me había preparado. Una vez vestido, bajaba hacia la primera planta, ya estaba mi madre en la cocina preparándonos el cola/cao, primera parada obligatoria: el aseo.
Entraba al cuarto de baño y me lavaba la cara, me peinaba y me echaba colonia, después corría hacia la cocina a tomarme el cola-cao y la tostadita con manteca que me había preparado mi madre, una vez desayunado, segunda parada obligatoria: el aseo.
Entraba de nuevo al cuarto de baño y con sumo cuidado me lavaba los dientes, los dejaba relucientes, mama siempre decía que había que lavarse los dientes justo después de comer algo, ahora sí, estoy listo.
Mientras mi hermano termina de desayunar yo aprovecho para ver los dibujitos por la televisión, siempre echaban algo interesante, hasta que llegaba la hora de irnos.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Educación de los hijos.





Parense un momento a escuchar esta reflexión, sobre la educación de los hijos, muy recomendable. Un saludo a todos.