lunes, 20 de febrero de 2012

ARTÍCULO REDACTADO POR UN FUNCIONARIO


  • Artículo redactado por un funcionario del Grupo A.

    Difícilmente se puede expresar mejor la situación actual.

    Resulta que en la década prodigiosa del pelotazo, cuando media España se lo llevaba caliente a casa, cuando un encofrador sin estudios se embolsaba tres mil euros, cuando hasta el último garrulo montaba una constructora y en connivencia con un par de concejales se forraba sin cuento, cuando un gañán que no sabía levantar tres ladrillos a derechas se paseaba en Audi, los funcionarios aguantaban y penaban. Nadie se acordaba de ellos. Eran los parias, los que hacían números para cuadrar su hipoteca, hacer la compra en el Carrefour y llegar a fin de mes, porque un nutrido grupo de compatriotas se estaba haciendo de oro inflando el globo de la economía hasta llegar a lo que ahora hemos llegado.

    Y ahora que el asunto explota y se viene abajo, la culpa del desmadre… es de los funcionarios. Los alcaldes, diputados y senadores que gobiernan la cosa pública a cambio de una buena morterada no son responsable de nada y nos apuntan directamente a nosotros: somos demasiados, hay que ultracongelarnos, somos poco productivos. Los responsables bancarios que prestaron dinero a quienes sabían que no podrían devolverlo tampoco se dan por aludidos. Todos los intermediarios inmobiliarios, especuladores, amigos de alcalde y compañeros de partida de casino de diputado provincial no tenían noticia del asunto. Nosotros sí. Como diría José Mota: ¿Ellos? No. ¿Nosotros? Si. Siendo así que ellos? No. Por tanto, nosotros? Si.

    La culpa, según estos preclaros adalides de la estupidez, es del juez, abogado del estado, inspector de hacienda, administrador civil del estado que, en lugar de dedicarse a la especulación inmobiliaria a toca teja, ha estado cinco o seis años recluido en su habitación, pálido como un vampiro, con menos vida social que una rata de laboratorio y tanto sexo como un chotacabras, para preparar unas oposiciones monstruosas y de resultado siempre incierto, precedidas, como no podía ser de otra forma, de otros cinco arduos años de carrera. Del profesor que ha sorteado destinos en pueblos que no aparecen en el mapa para meter en vereda a benjamines que hacen lo que les sale de los genitales porque sus progenitores han abdicado de sus responsabilidades. Del auxiliar administrativo del Estado natural de Écija y destinado en Barcelona que con un sueldo de 1000 euros paga un alquiler mensual de 700 y soporta estoicamente que un taxista que gana 3000 le diga joder, que suerte, funcionario.

jueves, 9 de febrero de 2012

ESQUEMA CORPORAL.



La imagen corporal (autopercepción), se puede definir como interiorización de como nos percibimos a nosotros mismos. Es el sentimiento vivencial de nuestra propia experiencia, del "yo corporal", es decir, hace referencia a la representación que le niño/a tiene de su cuerpo como globalidad, la toma de conciencia de las partes de éste, de sus estados y de sus posibilidades de acción.

Por tanto, la educación y el desarrollo de la imagen corporal, incluye el conocimiento de:
1. La estructura física: conocimiento global del cuerpo y de los diferentes segmentos corporales que forman parte de él.
2. Funciones y posibilidades de  movimiento: funciones básicas del cuerpo (respirar, contraerse, extirarse, etc.) y el funcionamiento de los segmentos corporales, sus posibilidades de movimiento.
3. Las posiciones que adopta y la gestualidad: El cuerpo adopta ciertas posiciones y gestos cuando entra en interrelación con los objetos o con los otros (de pie, sentado, alegría, tristeza, etc..)

Una de las finalidades de la Educación Física en Primaria, es la de desarrollar una imagen positiva del propio cuerpo, como instrumento de autorrealización.

A continuación, os dejó un artículo muy interesante que habla sobre el Test de dibujo de la figura humana, en el cual, observándolo con detenimiento se pueden observar aspectos en el niño/a de gran relevancia.