sábado, 25 de enero de 2014

"CÓMO DAR CLASE A LOS QUE NO QUIEREN"

Esta semana pasada acudí al curso que lleva por título el post de esta nueva entrada. El ponente era Joan Vaello Orts (orientador, profesor-tutor de psicología general y evolutiva de la UNED y participante habitual en actividades de formación del profesorado). Asímismo es autor de varias publicaciones sobre conflictos escolares, educación socioemocional y gestión del aula (Resolución de conflictos en el aula, las habilidades sociales en el aula, El profesor emocionalmente competente, Cómo dar clase a los que no quieren).

El curso tuvo una duración de tres días, en horario vespertino, contando con una gran participación de docentes de mi ciudad. Todos ellos preocupados por la educación de sus alumnos/as. Todos con gran interés por conocer las palabras mágicas que iba a pronunciar el ponente para dar clase, ni más ni menos, que a "esos" que no quieren. ¿Utopía?.... El título del curso da para pensar eso, ¿verdad?

¡Pues bién! Desde aquí tengo que felicitar al ponente, por su sencillez, por su tranquilidad, por su transmisión del mensaje, por transmitir ilusión a los allí presentes, por ofrecer la oportunidad de hacer las cosas sencillas (sin necesidad de papeles) y por aportar estrategias útiles y eficaces para llevar a nuestro quehacer diario, y que desde el mismo día que terminó el curso ya estoy aplicando en mis clases, con un resultado ESPECTACULAR.

Expongo a continuación alguna de las ideas que defendió durante la ponencia del curso:
  1. Proactividad: sustituir las quejas por posibles soluciones futuras (es que mis alumnos/as no se portan bien, no callan, están siempre interrumpiendo, es que..... es que..... es que.....virus reactivo, sustituirlo por podríamos buscar soluciones)
  2. Internalidad: Soluciones que dependan de nosotros, a nuestro alcance.
  3. Economía: Soluciones sencillas y eficaces.
  4. Controlar en todo momento la ansiedad durante las clases, no perder los nervios en ninguna situación (contra la agresión: Respeto)
  5. Entre sus estrategias: las advertencias
    1. Públicas: deben de ser pocas (maestros en "inferioridad táctica". 30 alumnos/as 1 maestro/a)
    2. Privadas: Entrevista individual con alumno/a disruptor, dan resultado si el docente tiene "poder: influencia interpersonal" sobre el alumno/a ("igualdad táctica")
    3. Reforzadas: Entrevista individual con alumno/a disruptor, con refuerzos (se busca un profesor con carisma, que tenga "poder" sobre el alumno/a en cuestión, "superioridad táctica")
    4. Eficacia=Poder + Estrategias.
  6. A través de estas estrategias se inicia la ruta del cambio:
    1. Entrevista
    2. Intención de cambio.
    3. Compromiso de que va a cambiar.
    4. Prueba.
    5. Hábito.
    6. Inercia.
  7. Cuñas socioemocionales a utilizar:
    1. Reciprocidad: No me grites, si no quieres que te griten.
    2. Adopción de perspectiva: ¿Cómo te sentirías tú?
    3. Invitación al autocontrol: ¿Te controlas tú o te controlo yo?
    4. Demanda de colaboración: Ayúdame en mis clases, yo confío en tí.
    5. Anuncio de derivación: No me obligues a derivar a jefatura.
  8. Señaló las cualidades de todo buen maestro: ¿Cuántas tienes?
    1. Cercanía.
    2. Disponibilidad.
    3. Hablar bajito.
    4. Escucha.
    5. Transmitir calma y paz.
  9. Señaló como la mayor fuente de "poder" el trabajo en equipo.
  10. Indicó cinco vías de persuasión:
    1. Verbal (no es la más potente)
    2. Hechos (resolver problemas durante las clases, esta es la más potente)
    3. Emocional (subidones de autoestima, cuando alguien lo hace bien o cambia, reconocérselo)
    4. Modelos (hacer a los alumnos/as cambiar)
    5. Creencias (plantear retos a la clase, ej: vamos a estar 10 sin hablar trabajando en silencio)
Esto, simplemente, es un esquema de lo hablado durante los tres días, para que os hagáis una idea de lo que expuso el ponente. Si queréis saber más, sinceramente, os recomiendo su libro.

Yo ya estoy aplicando estrategias en mis clases. Y en pocos días, me ha dado resultado, veo que los alumnos/as las asimilan fácilmente. Un placer compartir con todos vosotros.