viernes, 23 de mayo de 2014

Inteligencia emocional.

En la actualidad, son cada vez más, los expertos en Educación que resaltan la importancia de la Inteligencia Emocional (IE) en la escuela.

Se trata de un tipo de inteligencia que puede describirse como una inteligencia interpersonal (permite comprender a los demás y comunicarnos con ellos) e intrapersonal (permite comprenderse mejor y trabajar con uno mismo, en definitiva, conocerse), de una forma más sencilla, se puede entender como habilidad para las relaciones sociales.

La inteligencia emocional puede trabajarse desde 5 ámbitos fundamentalmente:
  1. Identificar las emociones (conciencia de uno mismo)
  2. Gestionar dichas emociones (autocontrol)
  3. Motivarse.
  4. Reconocerlas en los demás.
  5. Gestionar las relaciones.
Todas las personas poseemos estas habilidades en mayor o menor medida, sin embargo, las personas con IE las tienen más desarrolladas.

Según estudios realizados por Daniel Goleman, la IE es el doble de importante (66% frente al 34%) que el conocimiento académico. Por ello es importante, que en nuestras escuelas se trabaje la IE a través de las diferentes asignaturas, puesto que son el entorno ideal para desarrollarla en nuestro alumnado mediante el juego y las actividades estructuradas. Mi compañero y amigo Juan Carlos Muñoz Díaz escribía un post en su blog relacionando las emociones con la Educación Física, (recomiendo su lectura: http://juancamef.blogspot.com.es/2014/05/educacion-fisica-y-las-emociones.html#more) y destacaba el papel tan importante, más que ninguna, de nuestra área en el desarrollo de los diferentes elementos intrapersonales e interpersonales.

Los maestros, durante las clases, también debemos de tener muy cuenta este tipo de inteligencia. El maestro siempre está enseñando, por acción o por omisión. Un maestro con una buena IE, tendrá en cuenta los siguientes aspectos en las relaciones con sus alumnos/as:
  • Tratarlos a todos como iguales.
  • Escuchar sus intereses e inquietudes.
  • Dedicar tiempo y atención.
  • Plantear retos.
  • Reforzar su autoestima y autonomía (creer y confiar en ellos)
  • Ser divertido, entusiasta, hacer uso del humor, hacer reir.
  • Respetarlos
Cada maestro, es el espejo donde se mira nuestro alumnado, prediquemos con el ejemplo. Convirtamos a nuestro alumnado en personas asertivas, personas empáticas, solidarias, críticas, resilientes, cooperativas.

"La inteligencia emocional dobla en importancia a la agudeza mental a la hora del lograr el éxito en el lugar de trabajo" John Whitmore





domingo, 11 de mayo de 2014

INFORME PISA y sus consecuencias.


El informe del programa internacional para la evaluación de estudiantes (PISA) se basa en el rendimiento de los estudiantes a partir de unos exámenes estandarizados, es llevado a cabo por la Organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE).

Su finalidad es la de describir la situación educativa escolar y promover su mejora. PISA evalúa tres competencias: matemáticas, comprensión lectora y ciencias. Otras, más difícilmente cuantificables, las pasa por alto, como son: objetivos psicológicos, morales, cívicos, artísticos, creativos, motrices. 

Hemos de ser conscientes, como he leído en algunos artículos, que la OCDE tiene un sesgo a favor del papel económico de la educación, olvidando, que hay muchos otros aspectos importantes de la educación pública: educación para la salud, educación en valores, educación artística y creativa, participación cívica y responsable y la felicidad.

Debido a ello, vemos como en los nuevos planes de estudio elaborados por los políticos de turno, pierden fuerza asignaturas como música, filosofía, plástica o educación física, en favor de otras como el cálculo y la lectura.

En la actualidad, cada vez más estudios evidencian que la actividad física tiene una relación directa con la mejora del rendimiento cognitivo de los niños. El ejercicio físico está tomando un lugar destacado como factor susceptible de modificar la función y la estructura cerebral, aportando claros beneficios en el rendimiento cognitivo y ámbito psicológico. Existen estudios que determinan que niños con un nivel de condición física altos obtienen mejores resultados académicos. La actividad física en edades tempranas asegura una buena salud cognitiva en etapas posteriores de la vida.

Numerosos estudios reflejan también la importancia de la música, la cual, favorece la capacidad de concentración y atención, potenciando así el rendimiento de los alumnos en las escuelas. La música estimula la memoria, la síntesis, el análisis, el razonamiento, y por lo tanto, el aprendizaje.

En los últimos años, ha crecido el interés por la inteligencia emocional, y muchos autores, plantean la importancia de su desarrollo y su influencia en las capacidades cognitivas así como la mejora de los resultados escolares.

Con todo esto, llego a la conclusión, de que el informe PISA, como hemos comentado a lo largo del artículo, pasa por alto, ciertos aspectos muy importantes en el desarrollo de la persona.

Hemos de tener presente, que el objetivo de la educación no debe de ser única y exclusivamente garantizar el empleo al alumno/a, que es lo que se deduce de dichos informes. El objetivo debe ser formar ciudadanos capaces de participar en la sociedad y en la toma de decisiones de una manera responsable y creativa.


Por ello, a través de este espacio, quiero sumarme a todos aquellos profesores y maestros que están en contra del informe PISA. Mi opinión sobre dicho informe, no hace falta que os la cuente. ¡Imaginad!

Reduciendo horas en música, plástica o educación física, lo que ponen de manifiesto es su desconocimiento, y a los estudios realizados sobre las diferentes áreas me atengo. Dichas asignaturas mejoran el rendimiento escolar de nuestros alumnos/as, por lo que, en vez de, bajarlas de horas, deberían de subirlas. Si nos guiamos por el informe PISA, por mal camino vamos.