martes, 26 de abril de 2011

DEDICADO A TODOS LOS MAESTROS.




Esos locos que enseñan. Yo los conozco. Los he visto muchas veces. Son raros. Algunos salen temprano por la mañana y están en el cole una hora antes, otros recorren todos los días más de 100Km de ida y otros tantos de vuelta. Están locos.

En verano les dan vacaciones, pero no desconectan del todo, piensan en sus clases, preparan tareas para el curso siguiente. En invierno hablan mucho, siempre llevan caramelos de miel y limón en los bolsillos, otros con una botella de agua a su lado. Su garganta siempre está dolorida, pero siguen enseñando, a veces fuerzan su voz, pero siguen transmitiendo sus conocimientos con cariño e ilusión.
Yo los he visto, no están bien de la cabeza. Salen de excursión con sus alumnos y se encargan de gestionar autorizaciones, recogida de dinero y responsabilidad extra.

Qué será de ellos y ellas. Por la noche sueñan con el colegio, se les aparecen planetas, ecosistemas y personajes históricos. He escuchado que llegan cargados con cuadernillos y exámenes, que han corregido la tarde anterior en su casa.

Son mujeres y hombres, casados, solteros,...de diferentes edades, pero a todos les apasiona su trabajo, ver crecer a sus alumnos, ayudarlos y conseguir de ellos ciudadanos competentes.

Los he visto muchas veces. Están mal de la cabeza. Algunos dicen de ellos que viven muy bien, pero les han recortado el sueldo y siguen trabajando incluso más que antes, algunos no miran ni su nómina porque su pasión por la enseñanza los hace ciegos a pensar en el cobro. Disfrutan con lo que hacen, aunque haya padres que los discutan y les quiten autoridad, ellos siguen hacía adelante.

Están mal; por las tardes quedan para hacer cursos de formación y no les importa perder tiempo de su ocio para reciclarse.

Dicen que son autocríticos y que hacen balance de sus experiencias educativas, que se frustran cuando no salen las cosas como esperaban, que se alegran cuando sus alumnos avanzan.

Están mal de la cabeza, yo los he visto. Dicen de algunos que fueron muy importantes, que siempre tienen palabras de aliento; dicen sólo que son MAESTROS y que se sienten MUY ORGULLOSOS DE SERLO.

Adaptación del texto: "Esos locos que corren", del escritor Uruguayo Marciano Durán, enfocándolo a la enseñanza. Adaptación llevada a cabo por Pedro autor del blog "unmaestrocualquiera.blogspot.com".





8 comentarios:

  1. Esteban, progresas adecuadamente...Buen post...

    Algunos estamos como cabras, yo sigo buscando mi tornillo...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Juan Carlos.....todo el mundo debería de tener su puntito de locura......saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Esteban, no me importa que se publique el post en otros blog, para eso está, que todo que quiera lo lea o copie, pero citando la fuente por fa...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No se si el texto es tuyo o no, a mi llegó a través de un correo electrónico de un amigo, pero no citaba la fuente por eso yo no la cito, porque no sé de quien es, si la supiera la citaría.
    Yo solo publico el post, porque pienso que es un gran reflexión que hace alguien y que me gustaría que todo el mundo viera, pero sin ánimos de nada, simplemente de que lo vea la gente. Mi intención no es plagiar a nadie amigo Pedro.
    Yo solo tengo el blog, como una forma de expresar mis inquietudes, pero si me encuentro algo que me gusta, pues suelo subirlo, pero sin ánimo de nada y por supuesto citando la fuente, lo que pasa, que en este correo precisamente no tenía la fuente.

    ResponderEliminar
  5. Ya se que que no es con mala intención, Esteban, es curioso que a mi también me llegara por correo electrónico algo que había adapatado yo, lo que pasa es que lo han enviado por correo electrónico con el poco tacto de no poner de dónde lo han cogido. es imposible que haya un correo electrónico anterior al 14 de febrero de 2011 que es cuando lo subí al blog. perdón si en algún momento te has molestado. saludos.

    ResponderEliminar
  6. No hombre, no me has molestado, pero ya te digo que recibí el correo electrónico sin fuente, y mi intención solo ha sido la de difundir el mensaje, en ningún momento he querido hacer mío el texto.

    ResponderEliminar
  7. Hola Pedro, ya lo he puesto todo en orden, perdón por mi parte, además yo leí ese post en tu blog y te felicité y todo, lo que pasa que como lo recibí a través de un correo electrónico de un amigo me desorienté, perdoname no era mi intención. El que tiene boca se equivoca. No pasa nada amigo. Seguimos en contacto. Saludos virtuales.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que el texto se difunda y haya gustado, y tampoco me importa que lo copien por correo electrónico, pero pienso que el/la que lo copiara sin citar la fuente es tener poco tacto, pero bueno, No problem.

    Saludos.

    ResponderEliminar