jueves, 27 de marzo de 2014

NIÑ@S


La palabra NIÑ@ según la R.A.E. se puede definir de diferentes formas:

  • Que está en la niñez.
  • Que tiene pocos años.
  • Que tiene poca experiencia.

Sin embargo, el término “NIÑ@” tiene diferentes acepciones según los diferentes contextos a los que hagamos referencia.

Para un padre o una madre su “NIÑ@” será lo más importante de su vida, la razón de su existencia, la motivación para seguir luchando día a día a pesar de las posibles adversidades que se puedan encontrar.

Para un maestro, sus “NIÑ@S”  o sea sus alumnos/as, son como parte de su familia, no son suyos biológicamente hablando, pero sí emocionalmente. Cada uno de ellos llegará al aula con sus problemas, con sus virtudes, con sus miedos, con sus alegrías, y nosotros, los maestros/as, deberemos acogerlos y formarlos-educarlos de la mejor manera posible. Los maestros/as se pueden convertir en personas muy importantes en la vida de los “NIÑ@S”. Hay que estar atentos a las señales, a los gestos,  a lo que requiere cada uno, y todo ello desde el respeto y el cariño. El mejor regalo que se le puede hacer a un “NIÑ@” es servirle de ejemplo. Hay una frase que escribí hace algún tiempo y que dice así: “Cuando un niño/a te mira a los ojos y se le ilumina la cara…estarás en el camino de convertirte en la persona que a él le gustaría ser”. Ese es el mejor legado que le podemos dejar a nuestros "NIÑ@S"

Por ello desde este espacio, quiero homenajear a todos mis “NIÑ@S”, por hacerme reir, por hacerme enfadar, por hacerme disfrutar, por hacerme el tipo de maestro que soy, ellos me marcan el camino, sin ellos no podría ser lo que soy hoy. ¡Muchas gracias!




Porque SER NIÑ@ SIGNIFICA:

Creer en el amor, en los sueños, en la hermosura, en las creencias, significa ser tan pequeño que los duendes puedan acercarse a cuchichear a tu oído, que las hadas puedan revolotear alrededor tuya, significa transformar las calabazas en carruajes, las cajas de cartón en coches de carreras, significa transformar los cuentos en realidad, convirtiendo los ratones en corceles, los lápices en varitas mágicas, los círculos de papel en gusanos comelibros, las libretas en conjuros, las paredes en lugares mágicos, las aulas en mundos fantásticos,  la nada en todo, pues cada niño/a lleva en su alma a su Peter Pan y Campanilla particular.

Un consejo para aquellos navegantes que dedican su vida a hacer SOÑAR Y DISFRUTAR A NIÑ@S de todas las edades, enseñándoles un mundo lleno de magia, amor y belleza.

“Para encauzar a un NIÑ@ por la senda que debería seguir, viaje usted por ella de vez en cuando” Firmado por la Magia.








No hay comentarios:

Publicar un comentario