jueves, 15 de septiembre de 2011




Hace poco un compañero y amigo de profesión escribía un artículo en su blog titulado “Comienza un nuevo curso cargado de incertidumbre” y señalaba algunas de las medidas que se nos vienen encima (recortes de salario, contratación de menos maestros, aumento de horas lectivas) por parte de los políticos de turno. Bueno pues desde aquí yo quiero decir: ¡BASTA YA! Y animo a todo el profesorado a que grite a los cuatro vientos: ¡BASTA YA!, hay cosas que no se pueden permitir, estamos hasta las narices.

En mi centro escolar, la cosa está pasando de gris a negro oscuro, se ha tenido que abrir una nueva línea de 3 años en este nuevo curso (no disponiendo de espacio físico y teniendo que ubicarla en un espacio pequeño y a la vez peligroso para los alumn@s, bajo mi punto de vista, puesto que tienen que estar constantemente subiendo y bajando escaleras), durante toda esta semana se van incorporando alumn@s a las clases mandados por la administración por diferentes motivos (si contará los motivos me pondría de mala leche y la verdad que no tengo ganas), este goteo constante que se produce durante estas primeras semanas es ¡SANGRANTE!, nos vamos a ver en el centro con una ratio por aula de 30 o 31 alumno@s por clase. Y eso no es todo, de esos 30 o 31 alumn@s por aula entre el 5% suele tener problemas de aprendizaje, lo cual agrava aún más la situación, y yo me pregunto: ¿Los políticos y la administración educativa pensarán que somos maestros o somos magos? ¿Creerán que existen los milagros? Y ahora me gustaría exponer una serie de cuestiones a todos aquellos que trabajan en la Administración Educativa, y que creo que son los que tienen las llaves para solucionar dicho problema:


• ¿Piensan ustedes que con estas condiciones se puede dar una enseñanza de calidad?

• ¿Piensan ustedes que se podrán atender a todos los alumn@s de manera adecuada?

• ¿Piensan ustedes que los maestros que estamos a cargo de esos alumn@s somos máquinas o tenemos una varita mágica?

• ¿Piensan ustedes que así se mejorarán los resultados obtenidos en el Informe Pisa?

• ¿Piensan ustedes…….?

Porque a veces parece que no, bajo mi humilde opinión.

Tenemos una visión equivocada del maestro, pensamos que trabajan muy poco, que tienen muchas vacaciones, que “solo” trabajan de 9 a 14 horas……….y están equivocados señores de la Administración y Políticos. Lo primero, que un maestro trabaja con personas, y como tales, tienen que ser atendidas adecuadamente para que así pueda darse lugar el proceso de aprendizaje del alumn@, y como mínimo tienen que tener unas condiciones adecuadas (ya no digo favorables, porque eso sería lo ideal) para poder llevar a cabo su trabajo de manera correcta.

Debemos de tener muy clarito que el docente, de cualquier nivel educativo es el encargado de la enseñanza y aprendizaje; es tutor o especialista; está a la última en la utilización de las TICs en el aula; es mediador entre las familias y el centro; es el que participa en numerosos grupos de trabajo, en planes de formación e investigación para ser cada día mejor; es el que a diario, minuto a minuto, crea espacios de aprendizajes diversos dentro del aula, para atender a la diversidad del alumno. Es el que pone en marcha toda clase de medidas y estrategias para atender, individualmente, a los diferentes ritmos de aprendizaje. Es el que busca los mejores materiales, al mismo tiempo quién los elabora. Es el que selecciona, organiza y temporaliza las distintas actividades en función de los niveles de los alumn@s. Es el que no cesa de formarse: con cursos de formación, con otras carreras (grado, master); es el que constantemente se reúne con sus compañeros/as para un seguimiento individualizado del alumnado. Es el que se reúne con las familias para informales de todos los pormenores al respecto de la evolución de sus hijos/as. Es aquel que se acuesta siempre tarde, preparando, planificando las clases del día siguiente, supervisando las producciones escolares del alumnado.

Así que desde aquí quiero decir ¡BASTA YA!, que se tome en serio el trabajo de los Maestros/as, que es un trabajo apasionante pero a la vez difícil, y que como mínimo se garanticen unas condiciones de trabajo adecuadas.

Un saludo a todos. Especialmente a mis compañeros/as de profesión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario