jueves, 25 de junio de 2015

¡OTRO CURSO QUE SE VA!

¡Otro curso que se va! Hace nada empezamos el curso en septiembre, y ya estamos en junio, a las puertas del verano. Este curso ha sido especialmente duro, puesto que he vivido una nueva experiencia, he tenido que compaginar la tarea de tutor de primaria con la de especialista de educación física.

A principio de curso me ofrecieron la posibilidad de coger la tutoría de un quinto de primaria. El centro se había adscrito al plan de cultura digital del intef, y como condición para llevar a cabo dicho plan, exigían que en los quintos se utilizaran metodologías activas y nuevas tecnologías para desarrollar los procesos de enseñanza y aprendizaje. De ahí surge el ofrecimiento. Puesto que nadie del claustro quiso meterse en dicho "berenjenal". 

A mí, en principio, no me llamaba mucho la atención la propuesta, pero pasado un tiempo, pensé que podría ser una buena oportunidad para aprender y ser mejor docente. Al final decidí aceptar y como condición puse que viniera conmigo de paralela mi compañera y amiga @angeleslara3, sin la cual, no podría haber sacado para adelante la tutoría, ella ha sido una gran ayuda en todos los aspectos.

Entre los dos hemos formado un gran equipo. Nos hemos reído, hemos aprendido, nos hemos enfadado, nos hemos agobiado, pero hemos sacado el trabajo y hemos visto el resultado al final de curso en nuestros alumnos/as. Esos "pequeños bajitos" que nos sorprenden cada día, que no aprenden de lo que le decimos, aprenden de lo que somos nosotros. ¡Qué equivocados están algunos! Muchas veces ponemos el énfasis en los contenidos y nos olvidamos de lo más importante, el corazón. El primer requisito para que un alumno aprenda en la escuela es que sea feliz en ella, a partir de ahí, ya nos podemos preocupar de los contenidos. En mi experiencia de este año he visto a niños transformarse, por la sencilla razón, de que han visto que me preocupaba por ellos, de que los ayudaba, de que los escuchaba, de que me quedaba con ellos teniendo charlas informales hasta las tres de la tarde, me convertía en un niño más.


Sinceramente, creía, que no iba a ser capaz de terminar el curso, y mucho menos de llevar a cabo el proyecto que hemos desarrollado para el plan de cultura digital. Pero gracias a la ayuda de mi paralela y de los asesores de la dirección provincial (@margentez y @sergonau) hemos podido terminar el proyecto, y hemos vivenciado en primera persona, como nuestra propuesta, ha sido muy bien acogida por nuestros alumnos/as. Os dejo el enlace por si queréis echar un vistazo: Retos del cole. Tenemos la certeza de que iniciaron el curso con un nivel de competencia digital bajo, al finalizar el curso, ese nivel ha subido como la espuma, y algunos son capaces de realizar trabajos totalmente autónomos de las aplicaciones que hemos utilizado en clases, sin ningún tipo de ayuda por nuestra parte. De ahí que en el proyecto realizado, haya un apartado dedicado única y exclusivamente a los trabajos que han realizado ellos por sí solos.

La única pena que tengo, es que mi querida asignatura (EDUCACIÓN FÍSICA)  la he tenido un poco abandonada. No he podido llevar a cabo todo lo que tenía previsto realizar este año, debido a todo el tiempo que me ha consumido la tutoría, sin embargo califico la experiencia de gratificante.

Para el año próximo, ya he decidido que no continuaré de tutor. Quiero centrarme de nuevo en lo que me gusta, en probar cosas nuevas en mi área, que es donde verdaderamente disfruto con los niños/as. 

Otro mal trago, fue comunicárselo a mis alumnos/as. Se te parte el alma cuando un alumno te abraza y se te pone a llorar pidiéndote que no te vayas, pero la vida es eso, momentos alegres y momentos tristes. Mi compañera tampoco estará porque se va destinada a otro colegio, eso también ha influido. Ella ha conseguido su sueño, y yo estoy feliz por ello.

Desde este espacio, dar las gracias a las clases de quinto A y B, por haberme enseñado tanto, a mi paralela por aguantarme, a los asesores de la dirección provincial por formarme y por su atención, y por último, a las familias, por darme la oportunidad de poder educar a sus hijos.

El año que viene, simplemente seré un maestro de EDUCACIÓN FÍSICA, que tendrá por objetivo divertirse con sus alumnos/as y hacerlos felices. 


4 comentarios:

  1. Enhorabuena, Esteban, has hecho un estupendo trabajo. Gracias por tu interés y tu colaboración. Volverás a tu Educación Física, dejarás de ser tutor pero nunca dejarás de ser un gran maestro. ¡Ah!, y ya sabes, el cambio es imparable 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Margarita! He aprendido mucho de vosotros y con vosotros. Podéis contar conmigo para lo que queráis. Seguiremos apostando por el cambio. Un abrazo fuerte a los dos.

      Eliminar
  2. Me alegra muchísimo leerte y ver que el curso terminó genial y que la experiencia como dices te haya servido para mejorar y sobre todo para disfrutar de un punto de vista diferente de la educación. He sido tutor y especialistas la mayoría de años (aunque no este último) y sé de lo que hablar.

    Por otro lado quería felicitarte Esteban por cómo das en la diana con el tema del corazón sobreponiendo a los contenidos (es de sentido común, pero ¡qué difícil resulta a veces tener eso claro!). Otro aspecto como bien comentas es el ejemplo por encima de lo que se verbaliza... En fin, pilares básicos de una educación básica (primaria). Enhorabuena por todo lo que llevas a cabo y sobre todo cómo lo llevas.

    Por cierto, los buenos maestros no pueden estar en todos lados (tutorías, especialidad de educación física,...) pero una cosa está clara, seguro que estés donde estés los niños te lo agradecerán de un modo u otro.

    Un abrazo, descansa y disfruta del verano (te lo mereces maestro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Kisco por tus palabras! Es mi manera de entender la educación, bajo mi humilde opinión. A partir de ahora me centraré en mi área, intentando dar lo mejor de mí, y aprender de maestros como tú (para mí eres un referente). Otro abrazo de vuelta, que descanses y que tengas también un feliz verano. (También te lo mereces maestro). Seguimos estando en contacto por las redes sociales y por el blog.

      Eliminar