sábado, 4 de junio de 2016

MUCHAS GRACIAS. OS QUIERO A TODOS.

Este pasado viernes tres de junio fue la graduación de los alumnos/as de sexto de primaria de mi colegio. Lamentablemente, el acto se celebró a las once horas, no pudiendo asistir al mismo, puesto que en esa franja horaria tenía clase con otros cursos. Me hubiera gustado asistir, pero las circunstancias mandan. Me comentan que se ha grabado en vídeo y que "mis niños/as" me han dedicado unas palabras muy emotivas y emocionantes. 

Estos detalles son los más bonitos de la profesión docente. Estos son los recuerdos que guardo en mi corazón, nada de premios, medallitas, rankings o concursos, el verdadero premio para un maestro es llegar a sus alumnos/as, ayudarlos, que vean en tí a una persona que se preocupa por ellos, que quiere lo mejor para ellos. Cierto es, que mi relación con este grupo es especial. El año pasado ejercí como tutor, y hay confianza entre nosotros. Hay cierta complicidad y cierto "feeling. Todos nos conocemos muy bien. Pienso que nos queremos y por eso han escrito estas palabras. A continuación voy a transcribir la carta que me entregó mi alumna AHIA DRIS, ella fue la encargada de escribirla y de leerla como portavoz de toda la clase.

Querido profesor Esteban de las Heras García:

Durante una clase, me pidieron escribir un agradecimiento a un profesor por lo que decidí escribirla para usted.
Me gustaría hacerle saber que hasta hoy es una de las personas más capaces y comprometidas con la Educación Física que he conocido. Me alegra ver en usted a un líder dentro de la primaria y en la comunidad escolar. Cuando ví su primera sesión, me emocioné mucho, porque sabía que aprendería cosas que no sabía que existían. Admito que sentí que estaba frente a un experto en conocimientos, hace de sus clases la mejor de la escuela.
Trata a sus alumnos/as casi como sus hijos, trata de conocerlos, de saber de sus problemas y apoyarlos, los escucha y procura ayudar. Les enseña a aprender, hacer, sentir, los motiva y además de todo, durante sus clases los hace reír.
Le agradezco hacer de su profesión la manera de vivir de todos los que le rodean y por crear en nosotros esa necesidad de ser mejor, de enamorarnos cada día de nuestro trabajo y de enseñarme muchos valores para mi vida.

Espero que te guste.

Hecho por: Ahia Dris (alumna de sexto de primaria)


Me quedo sin palabras ante la carta. No puedo hablar. Sólo puedo decir que sois un grupo muy especial para mí y que os echaré mucho de menos a todos. A toda la clase de sexto A, ¡os quiero mucho!

Un beso muy fuerte para Hamza, Ilham, Yasmina, Nur, Hanaa, Mariam, Sakina, Maroua, Yassir, Nordin, Yanire, Shakira, Ahia, Ihab, Saber, Samia, Zacarías, Adam, Mohamed M, Hamal, Mohamed, Fati, Fidae, Naufal, Amira, Baldomero, Nabewi y Chayma.


8 comentarios:

  1. Ese es el verdadero regalo de nuestra profesión. Palabras realmente bonitas y significativas. Muy emotivo compañero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas, no hay mejor premio. Un abrazo compañero.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo compañero...ni medallas,ni premios ni concursos...este es el mejor regalo de nuestra profesión!!. Eres muy grande, compañero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Todo un honor viniendo de tí. Un abrazo. Estamos en contacto.

      Eliminar
  3. Enhorabuena compañero,si has llegado a su corazón lo has conseguido.Somos unos privilegiados al poder trabajar de maestros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, estos detalles son los mejores de la profesión. Un abrazo compañero.

      Eliminar
  4. Esta es la forma de justificar la presencia de la EF en el currículum. Este reconocimiento de una labor bien hecha dentro de nuestra área es la qee va calando en la sociedad. Son pequeños pasos que si todos dieramos en la misma dirección le daría prestigio y relevancia social a esta maravillosa área. No cabe otra, hay que seguir...

    Enhorabuena Esteban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Juan Carlos! Tú eres uno de los espejos donde me miro. Un referente para mí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar