domingo, 9 de noviembre de 2014

Trabajar la condición física de manera cooperativa.

¡Hola a todos! Os voy a explicar un poco, como he planteado el trabajo de la condición física para mis alumnos/as de quinto y sexto de primaria, haciéndolo desde una perspectiva cooperativa, utilizando la técnica de marcador colectivo.
Paso a explicarlo a continuación:

En la primera sesión, me quedo en el aula, para la presentación de la unidad y del reto a toda la clase. En ella trabajamos algunos aspectos de las capacidades físicas básicas a través de las nuevas tecnologías, utilizando para ello la página http://recursostic.educacion.es/primaria/ludos/web/c/08/index.html donde se explica de forma amena las diversas capacidades físicas y se pueden realizar algunas actividades. Posteriormente explico la dinámica de las clases para las próximas dos o tres semanas.
  • Cada día se propondrá un reto a la clase, en forma de repeticiones. (las repeticiones son el número de ejercicios realizados) Muy importante contar bien las repeticiones y hacer bien los ejercicios, para poder superar el reto.
  • Se dividirá la clase en 5 grupos de 6 alumnos/as, libre elección, única condición que sean mixtos.
  • Habrá cinco postas repartidas por el espacio; cada una trabajará un ejercicio diferente.
  • Cada estación plantea un reto y una pregunta conceptual vinculada al trabajo realizado.
  • Tiempo de trabajo dos minutos, tiempo de descanso 3 minutos, que se aprovechará para beber agua y rellenar la ficha entre todos los miembros del equipo.
  • Durante el trabajo cada uno cuenta de manera individual sus repeticiones, durante el descanso, entre todos los miembros del grupo, rellenan la ficha. Se puede establecer roles si ellos prefieren.
  • Al finalizar las cinco estaciones se suman las repeticiones de cada grupo en cada una de las postas, y se ve si ha superado el reto propuesto.
  • Si el reto es superado, en la siguiente sesión se suben el número de repeticiones, aumentando la dificultad, si no se supera se mantiene el mismo número de repeticiones.
  • Primer reto que planteo: 
    • Reto 1: 200 flexiones de brazos con o sin apoyar rodillas en el suelo.
    • Reto 2: 200 veces subir y bajar escaleras.
    • Reto 3: 200 triceps en banco sueco.
    • Reto 4: 200 saltos a la comba.
    • Reto 5: 200 abdominales.
En la segunda sesión y posteriores, ya nos desplazamos al patio a trabajar, con mis fichas preparadas para los diferentes grupos, un bote con cinco lápices y una goma para que puedan anotar los resultados durante el tiempo de descanso. Hago el calentamiento pertinente, un juego para entrar en calor y empezamos a trabajar.

Los retos se pueden mantener durante toda la unidad, o cambiarlos, en función de como se vayan desarrollando las sesiones, eso es a gusto del consumidor. Desde mi punto de vista, puedo decir que ha sido una experiencia gratificante, puesto que los alumnos/as están supermotivados por superar el reto propuesto, y trabajan de una manera descomunal, y luego al final de la sesión cuando hacíamos entre todos la suma, se formaba una gran fiesta con toda la clase saltando y cantando.

¡Aquí tienes sólo una idea, que puedes adaptar y reformar, ya sólo te falta ponerte a practicar! Espero que os haya gustado, si tenéis alguna duda, dejadme un comentario y os atenderé en la mayor brevedad posible. Un abrazo a todos.

Os coloco un modelo de ficha que hice para mis alumnos/as, espero que os sirva.

                               


Idea extraída del artículo: Cooperación y condición física: Un tándem saludable de los autores Carlos González Arévalo y Meritxell Monguillot Hernando.

6 comentarios:

  1. Hola Esteban,
    Me gusta tu planteamiento para trabajar la condición física con la técnica de marcador colectivo. Supongo que en los peridos de descanso los grupos reflexionan y hablan de cómo mejorar, superar la marca, o ayudar al compañero que tiene más dificultad.
    Un abrazo cooperativo,
    Fernando Vaquero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fernando! Si, se me pasó comentarlo, durante los descansos, entre ellos, se daban cuenta, de que aunque algún compañero hiciera pocas repeticiones en algún reto, había otros que hacían más y así compensaban, y de esta manera se ayudaban entre todos. Y como el reto era para la clase, no tenían problemas, captaron la idea a la primera. Al terminar decían: ¡Profe, hoy estoy muy cansado, esto de los retos está guay! jejejeeje
      Otro abrazo para tí. Siempre bienvenidos tus comentarios a este humilde blog.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por el blog y por tu preocupacion por innovar en nuestra materia. Compartir recursos por la red es una manera de aprender, adaptandolos, llevandolos a la practica e incluso mejorandolos. Pero tambien es de recibo reconocer publicamente el origen de la fuente que utilizamos.Es una cuestion de etica. Internet facilita el acceso al conocimiento y tu eliges aquellas herramientas que consideras mas utiles. Te felicito por el criterio de,seleccion.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me escribes como "anónimo" y no sé como contestar a tu persona. Llevas razón en lo que comentas, y ahora mismo lo corrijo, hay un artículo que me valió de fuente de inspiración, en ningún momento, quiero faltar al respeto....sólo explico la forma en que lo he llevado a la práctica, sin ánimo de ofender a nadie. Saludos.

      Eliminar
  3. Esteban.

    A mí el trabajo intencional de la condición física en la escuela nunca me ha agradado, ni siquiera para secundaria, que suele ser un contenido "estrella". Realizar ejercicios físicos típicos no suele ser muy atractivio y motivante para los niños, aunque los camufles con el reto cooperativo. Desde mi punto de vista, y como tu bien sabes, el desarrollo de la condición física en la escuela debe ser global y a base de juegos. No por ello una sesión como la que planteas puede tenr cabida, pero una sesión, no una unidad didáctica entera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias Juan Carlos por tu aportación! Pues sí, es un tema un poco agridulce para los alumnos/as, de ahí que lo haya planteado de manera cooperativa, la dinámica funciona bien, la motivación se mantiene, quizás como tú bien dices, una unidad pueda resultar muy larga, lo había trabajado de otras formas, pero no me terminaba de convencer, por ello opté por la opción cooperativa. ¡Gracias Juan Carlos!

    ResponderEliminar